viernes, 31 de octubre de 2014

CERRAMIENTO DE TEJADO

Cerramiento de tejado de aluminio














Hay ocasiones en las que necesitamos hacer un cerramiento de tejado o tapar un hueco en la parte superior de nuestra casa, ya sea esta una buhardilla, patio de luces o un tragaluz.  Ya sea por estética,  por dotar de más luz a una habitación, por hacer más accesible el tejado en previsión a su mantenimiento o para proteger de la lluvia y demás inclemencias meteorológicas la zona central del patio de un tragaluz, el poner allí una estructura de aluminio nos ayudará a conseguir nuestros objetivos con la máxima eficiencia y calidad.

Dado a que estas situaciones plantean problemas diferentes, las soluciones tienen que ser también diferentes. Por ello pondremos aquí algunos ejemplos de las mismas y las soluciones en aluminio que ofrecemos.

Si tenemos una abertura  o un hueco en el tejado, pero está en posición vertical y sobre él no va a correr gran cantidad de agua (como puede ser la ventana de una buhardilla que no esté situada exactamente en el propio tejado, sino en una pared anexa al mismo) podemos instalar una ventana de aluminio estándar, aunque es recomendable que esté protegida por algún elemento de seguridad, como puede ser una reja, vidrios laminados o unos porticones para evitar que los ladrones pudieran deslizarse desde el tejado para acceder a nuestra vivienda a través de ella.

En cambio, si el hueco está en el mismo tejado y no queremos instalar allí una pantalla plástica deberemos instalar una ventana tipo Velux o claraboyas fijas, que nos garantizará un cierre estanco y un aislamiento perfecto del agua y el viento y con cristales de cámara opacos y con tratamiento de protección solar. Estas ventanas, además de ofrecer estas ventajas son muy estéticas  y versátiles, pudiendo incorporar complementos como pueden ser las cortinas tipo screen o persianas, por lo que pese a su precio las hace una buena opción si tenemos ese tipo de hueco. Además su manejo es muy cómodo ya que se puede accionar a distancia manualmente o mediante un motor con mando a distancia.

Y finalmente, si el hueco a tapar es el patio de un tragaluz, hay que proceder de una forma diferente.  Dado a que el el hueco a tapar es mucho más amplio, hay que plantear la estructura como si de un cerramiento tipo galería se tratara: más simple si el cliente solo quiere instalar un tejado para permitir que la ventilación del tragaluz o más completo si por el contrario quiere cerrar totalmente el hueco. Antiguamente este tipo de techos o cerramientos se solían hacer en una estructura de hierro con un techo de cristal de malla de hierro, de plástico de corrugado o de uralita en los modelos más antiguos. Actualmente se prefiere hacerlo de aluminio con un techo de policarbonato con tratamiento especial para la radiación solar, ya que se trata de una estructura que resiste mejor el paso del tiempo, la corrosión y el efecto decolorador del sol, además de ser una estructura que requiere mucho menos mantenimiento que las anteriores, lo que la hace interesante para lugares como comunidades de vecinos, en las que no podremos encargarnos personalmente de su mantenimiento, además de suponer un ahorro en el coste de su mantenimiento a medio y largo plazo. Además podemos incorporar elementos para la aireación como pueden ser un sistema de techo corredizo o unos gravent o mallorquinas móviles para una aireación a voluntad.

Cualquier duda o consulta le responderemos en los comentarios situados en la parte inferior del artículo.

viernes, 24 de octubre de 2014

CRISTAL DE DOBLE CAMARA


   
Cristal de doble cámara

  











  

Desde hace un par de años ha salido como novedad en la industria de la construcción el nuevo cristal de doble cámara, debido a las nuevas normativas de edificación y a las exigencias de los clientes para la mejora en la acústica y aislamiento térmico. En relación a un cristal de cámara normal, a este nuevo cristal se le ha añadido una cámara y un cristal de más. Por tanto la composición de este nuevo cristal es de un cristal interior más una cámara, un cristal central seguido de otra cámara y un cristal exterior. Por ello es ideal para lugares con condiciones climáticas y acústicas extremas, como la alta montaña o lugares de gran tráfico de personas y vehículos y lugares cerca de grandes ambientes comerciales y de ocio.
  Este nuevo cristal rompe con las características básicas de un vidrio de cámara normal aumentando su eficacia térmica en un 12% y la acústica en un 15%, comparando un vidrio de cámara básico con otro de doble cámara también con una mínima composición.
   Es un cristal de gran espesor, con un mínimo de 28 milímetros de grosor contando con una composición básica de tres cristales de 4mm más dos cámaras de 8mm. A partir de ahí podemos aumentar el grosor de las cámaras y de los cristales dependiendo de las necesidades que tengamos. De ahí que podamos combinar mejor unos cristales con tratamiento térmico como el bajo emisivo o protección solar y otros laminados anti robo en un mismo cristal, ofreciendo seguridad y aislamiento térmico y/o acústico a la vez. Ni que decir tiene que dado el grosor y el peso del cristal, es necesario la utilización de una periferia ancha y robusta. Para ventanas abatibles utilizaremos al menos un perfil de rotura de puente térmico de al menos 60 milímetros de anchura, ya que esta perfilería cuenta con un margen para el cristal de hasta cuatro centímetros. También tendremos que utilizar unos mecanismos y accesorios para un correcto funcionamiento dado el peso final que nos ocasionará el cristal de doble cámara. Para las ventanas correderas tendrían que ser de series especiales y de mucho grosor y calidad como las que tienen fabricantes como por ejemplo Schüco o Technal. También podríamos encontrar otras marcas de ventanas de aluminio que dispongan de otros perfiles anchos y robustos como las series Magnum ajunquilladas o para correderas especiales tipo elevables y osciloparalelas. Es ideal también para marcos fijos, ya que cargan todo el peso en la estructura de obra y no ocasiona alteraciones en la perfilería de aluminio. Por ello es muy utilizado es grandes escaparates de artículos de moda y de joyería de alta gama y en grandes edificios de oficinas en las estructuras de los muros cortina.
   Dado las características especiales de este nuevo cristal, también es obvio que su precio aumenta considerablemente respecto al cámara normal con un incremento de al menos un 50% respecto a un cristal de cámara normal, aunque en condiciones extremas también mejorará el gasto energético de la vivienda rentabilizando su precio en dos años. También debido a sus especiales características y a su precio es recomendable disponer de un seguro contra la rotura de vidrios en caso de tener un vidrio de doble cámara.
   Cualquier duda o consulta le responderemos en los comentarios situados en la parte inferior del artículo.

miércoles, 22 de octubre de 2014

CAMBIAR LAS VIEJAS VENTANAS DE ALUMINIO


Ventana nueva de aluminio
















A veces dudamos si cambiar las viejas ventanas de aluminio. Cuando nos planteamos hacer una reforma en nuestro hogar tomamos como base un determinado presupuesto del que disponemos y un determinado tiempo que queremos que las obras duren. Dependiendo de la combinación de estos factores podremos hacer una reforma más o menos profunda del lugar en el que vivimos. Generalmente establecemos un orden de prioridades en estos cambios, y por ello puede darse el caso que pensemos: ¿Debo cambiar las ventanas de mi casa si ya las tengo de aluminio?

Evidentemente la respuesta a cambiar las viejas ventanas de aluminio dependerá de numerosos matices y variables que nos condicionaran en esta decisión. Por ello, aquí vamos a tratar de ofrecer algunos de ellos.

Muchas de las ventanas y puertas de aluminio que se cambian son de un tipo de perfilería ya antigua. Las ventanas de la década de los 70, 80, 90... están hechas de  perfiles de aluminio que en su momento gozaron de gran prestigio y calidad, pero al igual que todo, el aluminio también evoluciona. Además, en pleno boom de la construcción de los años 90 y 2000, la obra en general y las ventanas en particular,se trató de ahorrar costes con los perfiles y su acristalamiento y así la mayoría son deficientes y de baja calidad. Actualmente estos tipos de perfiles han quedado obsoletos, siendo sustituidos por los nuevos perfiles de las nuevas series europeas, con perfiles perimetrales y que dejan más holgura para un cristal más grueso y los nuevos perfiles de rotura de puente térmico (RPT) y de canal 16 que nos ofrecen múltiples ventajas con respecto a sus antecesoras, además de unos diseños más modernos y una mayor variedad de colores y acabados, todo ello más adaptado a los gustos actuales.

Los modelos actuales de cerramientos de aluminio, gracias a las mejoras en el diseño y en la mecanización de las fábricas, ofrecen mucha mejor capacidad de seguridad, cierre y aislamiento de lo que podían ofrecer en el pasado. Además, el desgaste de los componentes que provoca el uso de las mismas a lo largo de los años  hace que sus características se vean cada vez más mermadas, con el riesgo de que el mecanismo de cierre falle o que el frío, la lluvia o incluso los insectos puedan llegar a colarse . Esto es algo especialmente importante no solo para ahorrar una buena cantidad de dinero al mejorar el aislamiento de nuestra vivienda; en el caso de que queramos alquilar o vender nuestra casa repercutirá en la calificación que nos aparecerá en el Certificado Energético del que deberemos disponer, y dada la actual situación de sobre oferta de inmuebles puede hacer variar la decisión de un posible inquilino o cliente. Porque también los cristales han evolucionado y podemos encontrar a buenos precios cristales de cámara que incluyen laminados y con tratamiento térmico y acústico. Estos tipos de cristales aunque son más caros nos ahorrarán dinero en otras facturas como las energéticas y de los seguros, así a medio plazo resulta una inversión rentable.

Al mejorar el diseño y la tecnología de la fabricación en aluminio, actualmente somos capaces de hacer tipos de cerramientos que en en otro tiempo no existían o que eran demasiado caros en su momento para que la mayor parte de la población pudiera permitírselas. Como ejemplo podemos poner el caso de las osciloparalelas, un tipo muy concreto de ventana que en décadas pasadas no existía y que al salir al mercado tenía un precio realmente muy elevado, lo que limitaba enormemente su difusión.

Los  accesorios de los cerramientos de aluminio, como pueden ser mecanismos de cierre, rodamientos o persianas han evolucionado a la par que el aluminio propiamente dicho. Por ejemplo, actualmente, los cierres sin tornillos en las ventanas son muy comunes, además de seguros y las cerraduras de 3 puntos de cierre han bajado de tal forma su precio que son habituales ponerlas en  gran parte de las puertas de seguridad. El vidrio de cámara  (doble vidrio tipo Climalit) ha experimentado una gran evolución desde sus orígenes y las persianas han mejorado mucho su aislamiento, y bajado su peso, haciéndolas más efectivas y cómodas de usar, además de que los motores que las acompañan han bajado de precio desde sus orígenes, permitiendo que sea cada vez un complemento más común incorporarlos junto a la persiana.

Cambiar ahora las viejas ventanas de aluminio, aunque pueda parecer un gasto inútil resulta a corto plazo una buena inversión en cuanto a comodidad, seguridad y ahorro energético.

Cualquier duda o consulta le respondemos en los comentarios situados en la parte inferior del artículo.

domingo, 19 de octubre de 2014

CELOSIAS DE ALUMINIO


Celosía de aluminio

























Las celosías de aluminio son los cerramientos ideales para cubrir grandes huecos y tapar luz a la vez que necesitamos ventilar o separar un espacio. También hay ocasiones en las que por las necesidades de nuestra vida cotidiana o nuestro trabajo es necesario hacer una división de un recinto (ya sea en nuestro hogar para que alguien disponga de un espacio privado o  en nuestro lugar de trabajo para que en un espacio amplio podamos hacer divisiones que sirvan de oficinas, por ejemplo). También puede darse el caso que queramos alejar una zona de nuestra casa o trabajo de incómodas miradas indiscretas o incluso aislarlas total o parcialmente de la luz directa del sol. Es una opción muy válida de cara a grandes fachadas comunitarias, especialmente indicadas para cubrir galerías, patios interiores, terrazas comunitarias, lavaderos y trasteros. Son múltiples opciones  para distintos problemas para los que sin embargo podemos usar una misma solución: instalar una celosía de aluminio.

Antiguamente se utilizaba el plástico de pvc como material, ya que es más barato que el aluminio pero este se degrada muy rápidamente por el efecto del sol y la climatología en general y es más débil en general. Por ello las celosías de aluminio se están imponiendo por su resistencia, durabilidad y estética. Una celosía es un sistema de cerramiento similar a las mallorquinas, pero con ciertas diferencias: mientras que las mallorquinas se suelen usar como contraventanas o contrapuertas en las casas, las celosías se suelen usar en estructuras cuyo tamaño es mayor, como vallas o divisorias de jardines, como separador de espacios en oficinas y centros de trabajo o como estructura de aislamiento en algunos edificios. Si bien su aspecto no suele ser tan elegante como las mallorquinas actuales, se trata de una estructura más grande y robusta, apta para lugares públicos como colegios, hospitales, hoteles o centros de trabajo donde habitualmente los usuarios no tienen muchos miramientos con el uso de los cerramientos. Además, en relación a su tamaño suelen ser más económicas que las mallorquinas (salvo los tipos especiales de celosías que al final comentaremos), ya que tenemos múltiples posibilidades en su construcción, como son el poner las lamas de plástico en lugar de aluminio o el amplio catálogo de tipos de lama de las que disponen, apta para combinar como deseemos con el entorno, así como con nuestros deseos y necesidades.

Las celosías móviles tienen la opción de graduar las lamas en varias posiciones, además de poder hacerlo manualmente a distancia. También contaremos con la posibilidad de incorporar un motor, ( ya sea visible u oculto) mediante pulsador o mando a distancia, para poder cerrar y abrir las lamas a voluntad y graduarlas en cualquier posición, en lugar de usar  los clásicos pomos y manivelas, algo que en una celosía pequeña es una comodidad añadida a su uso, pero que se convierte en imprescindible cuando hablamos de las más grandes.

Y por último comentaremos las celosías de palas anchas, que son usadas para los exteriores de muchos edificios públicos y que a buen seguro hemos visto numerosas veces. Éstas  casi siempre son motorizadas  y su elegancia va acorde con su precio, ya que es una estructura muy vistosa pero también cara. Algunos tipos de ellas están incluso preparadas para llevar paneles fotovoltaicos con los que aprovechar la radiación directa del sol, por lo que aunque la legislación actual haya hecho que no sea una opción tan interesante como hace años, podremos ayudar al medio ambiente si las instalamos.

Cualquier duda o consulta le respondemos en los comentarios situados en la parte inferior del artículo.


viernes, 17 de octubre de 2014

LACADOS Y ANODIZADOS ESPECIALES


Lacados y anodizados especiales















En determinados momentos necesitamos perfiles con colores lacados y anodizados especiales. Ya que en muchas ocasiones a la hora de hacer una reforma u obra nueva de nuestro hogar no nos será suficiente con poner los perfiles de aluminio del color blanco o plata más habituales en la carpintería de aluminio. Desde hace unos años han salido al mercado nuevos colores con lacados y anodizados especiales. Esto puede deberse a muchos y muy diversos factores: la necesidad de seguir la estética del edificio en la que ya están instalados los perfiles de aluminio de otro color (caso que se dio mucho durante la burbuja inmobiliaria), la de sustituir una estructura de madera por una de aluminio que nos proporcione mucho más aislamiento pero con una estética similar a la de un cerramiento de madera, la opinión  personal del propietario, que puede decidir que un color en concreto para el aluminio realzaría y embellecería su vivienda... hay casi tantas opciones para añadir color en nuestro hogar como personas en en mundo. En el caso de los lacados imitación madera, estos han evolucionado muchísimo. Antes era una simple "pegatina" impresa en el aluminio, pero con el sol y los diferentes agentes climatológicos se degradaba en seguida. Ahora el tono madera se hace en base a un lacado en diferentes tono marrón y por encima lacados adicionales para imitar el efecto madera. El tono más usado y popular es el tono madera en pino nudo, pero a día de hoy existen hasta más de 30 tonos diferentes en madera como el haya, roble, ébano, cerezo, sapelly, castaño... Estos nuevos lacados son permanentes y sin ningún tipo de degradación por exposición solar. La evolución en los tonos madera ha llegado al extremo de incluir texturas y rugosidades que imitan el tacto de la madera en el aluminio.

Recordemos que el color del aluminio se determina de forma profesional por una clasificación denominada de una carta denominada RAL que opera en base a un código de cuatro números; así por ejemplo según esta clasificación el negro sería RAL 9011 mientras que el rojo brillante sería RAL 3000. El primer número es el del color base y los siguientes el del tono. En caso que busquemos un color en concreto y nuestro interlocutor no entienda exactamente a que tipo de tono nos referimos es de gran ayuda indicar el código de esta clasificación para obtener el resultado más adecuado.

La mayor parte de proveedores de aluminio ya cuentan con una amplia gama de lacados y anodizados en stock, de la carta RAL de colores estándar, entre los que podemos encontrar algunos tan dispares como varios tonos de verde, azul, grises o rojos, por lo que si nos decidimos por algunos de ellos no sufriremos de ningún tipo de espera extra, como sucedería si nos decidimos por los colores menos habituales.

Los colores estándar de la carta RAL de aluminio, se basan en unos colores básicos en varios tonos. Sin embargo el listado de los colores  especiales son casi infinitos, existiendo una gran diversidad de tonos como pueden ser variaciones muy concretas en algunos colores estándar, colores más específicos y muy poco usados , como por ejemplo azul cobalto, amarillo chillón, verde fosforito, rosa fucsia o algunas de las diversas tonalidades en los aluminios de imitación madera en las que la mayor parte de proveedores no poseen material en stock, por lo que debe ser encargado a una casa profesional de lacado en donde pintarán y lacarán las barras de aluminio en bruto necesarias con el tratamiento adecuado para que el color en ellas sea bello a la par que resistente (de esta tarea suelen encargarse los propios almacenes o  montadores de aluminio, por lo que el cliente final no tiene más que encargarlo cuando se haga el presupuesto).  La exigencia en la calidad es máxima, por ello es necesario que el cliente exiga de su proveedor diferentes tipos de garantía como son los sellos de calidad que especifica la Unión Europea como los sellos "Qualicoat", "GBS" o "Qualital". Las únicas pegas de pedir un color especial fuera de stock es que encarece el producto final y en que se tarda un mínimo de 2 semanas más en la entrega del producto, ya que son lacados que se utilizan en menor frecuencia y la manipulación extra a la que está sometido, tiene un sobre coste y un tiempo de fabricación extra añadido que no posee el material con un color estándar.  Pese a todo, si disponemos del tiempo y el presupuesto adecuados esto no será problema para que podamos disfrutar de nuestros cerramientos de color especial que a buen seguro nos darán muchas satisfacciones.

En relación a los nuevos colores especiales existentes, de hace poco tiempo han surgido diversos colores con tonos lacados y anodizados metalizados, idénticos a los que se utilizan en los coches. Más brillantes si cabe aún que los colores tradicionales e incluso con un tacto diferente, son los llamados colores texturados, imitando el color y el tacto de diversos tonos de piedras como el granito o la caliza. Se dan casos en diversas tonalidades que dependiendo de la incidencia del sol ofrece un efecto visual de diferentes cambios de tono. Son colores de una extraordinaria belleza y luminosidad.

En caso de tener su vivienda en condiciones meteorológicas extremas (alta montaña, primera linea de mar, exposición solar duradera e intensa, gran humedad...) y para ventanas que se encuentran dentro de la bañera y ducha, existen unos lacados especiales que proporcionan una mayor protección y durabilidad. Es el llamado lacado Marina. Para ello, antes del proceso de lacado se limpia en profundidad el perfil de aluminio, eliminando impurezas y contaminantes para luego efectuar un proceso de lacado más efectivo, de doble capa de polvo y de mayor grosor, consiguiendo un lacado más eficiente y duradero. Aquí, exigiremos una garantía con el sello de lacado "Qualimarine". También en los procesos de anodizados podemos encontrar un tratamiento especial anticorrosión aumentando las micras de grosor del anodizado para una mayor protección. Todos estos tratamientos se pueden aplicar a cualquier tipo de color.

Cualquier duda o consulta le respondemos en los comentarios situados en la parte inferior del artículo.



miércoles, 15 de octubre de 2014

GRAVENT DE ALUMINIO


Gravent de aluminio
















Hace ya unos años, las ventanas tipo gravent de aluminio, eran las reinas cuando se trataba de sustituir las ventanas, sobretodo en baños y cocinas. El hecho de que se trataba de un sistema novedoso para su época, unido a su facilidad de instalación, su bajo costo en relación a los otros tipos de ventana y la posibilidad de airear la estancia en la que se encontraba sin tener que abrir ninguna hoja que entorpeciera el paso ni colocar rejillas (recordemos que la cocina y el cuarto de baño son lugares donde se suelen acumular tanto vapor como olores fuertes, además de que el uso de gas butano entonces estaba muy extendido) hicieron que fuese la primera opción a tener en cuenta por la mayoría de clientes y profesionales instaladores. Sin embargo, con el tiempo y con la bajada de precio del resto de modelos de ventanas, el gravent tradicional dejó patente algunas de sus desventajas: era menos estanco a la lluvia y al viento que sus rivales, además de que al abrirse necesitaba cierto espacio en la parte de atrás para poder extender las lamas, lo que hacía que instalar una persiana no fuera posible si se daba el caso que el hueco entre gravent y pared era muy estrecho. Todo ello, unido al cambio de tendencias de los clientes hicieron que el gravent perdiese poco a poco el favor del público, sobretodo en beneficio de la nueva ventana oscilobatiente por su versatilidad y eficiencia en ventilar espacios y su novedoso sistema de microventilación.

Pero las ventanas tipo gravent están lejos de desaparecer. Si bien el gravent tradicional (aunque aún se fabrica) se pone ya muy poco, han surgido nuevos modelos de gravent, fruto de la evolución y la experiencia de todos estos estos años que compiten de igual a igual con los otros tipos de ventanas actuales más modernas, haciendo que el gravent vuelva a ser una opción a tener en cuenta a la hora de colocar un cerramiento en nuestro hogar.

Una de las diferencias fundamentales con respecto al antiguo gravent es que el problema de la entrada de lluvia o viento se ha resuelto al haber cambiado la estructura del gravent. Si antes la lama de vidrio iba desnuda, ahora está cubierta en su totalidad por un marco de aluminio que además incorpora en sus extremos una banda de goma para hacer su cierre más estanco, lo que soluciona el problema. Además los nuevos modelos tienen la posibilidad de incorporar motores para poder abrirlos y cerrarlos, lo que hace que en el caso de gravents de gran tamaño, como en el caso de fachadas o patios interiores comunitarios, sea mucho más cómodo el poder abatirlos. Y por último, su diseño se ha modernizado e incorpora la posibilidad de incorporar toda una gran variedad  de anodizados, de colores y de vidrios distintos, pudiendo gracias a esto incorporar vidrios de cámara aumentando así su estanqueidad, lo que unido a unos diseños mucho más actuales y pudiéndose fabricar en cualquier color de la gama ral del aluminio, hacen que no desentone en nada con el resto de la carpintería de nuestro hogar. 

Es por ello que si hemos de cambiar la ventana de un lavadero, un cuarto de baño o una cocina el nuevo gravent de aluminio, es una alternativa más sobre la que podemos satisfacer nuestras necesidades.

Cualquier consulta o duda le respondemos en los comentarios situados en la parte inferior del artículo.



lunes, 13 de octubre de 2014

DIVISIONES Y GALERIAS DE CRISTAL



Divisiones y galerías de cristal
  












   

Dentro de los diferentes tipos de divisiones de espacios, se encuentran estas nuevas estructuras de divisiones y galerías de cristal, que aportan nuevas soluciones funcionales y estéticas para cualquier tipo de división tanto interior como exterior. Ideadas para separar cualquier tipo de ambiente tanto público (bares, restaurantes, oficinas...) como privado (terrazas, patios, balcones, galerías...) es ideal para todo aquel que deseando ganar espacio no quiera romper la estética. Diseñada para ello, está compuesto por diferentes unidades de cristales, donde no existe ningún tipo de perfil vertical ni marco. Solo un mínimo perfil inferior y superior con sus respectivas guías y así, ofrece una visión espectacular sin ningún tipo de obstáculo visual. 
   Todos los cristales son móviles, mediante guía superior e inferior (esta puede ser empotrada) corren por las guías y todas las hojas de cristal se plegan completamente hacia los dos lados, dejando todo el espacio libre (campo visual y de paso) y ocupando las hojas un mínimo espacio en un lateral. Estas paredes móviles se pueden abrir en abatible y correr por la guía independientemente unos de otros, por lo que en cada momento podremos elegir y cambiar el lugar de apertura. Los mecanismos inferiores que corren por las guías permiten un suave guiado hasta en diferentes ángulos y curvas, pudiéndose regular cada hoja independientemente. Este sistema también permite fijar las diferentes hojas en cualquier posición para dejar una apertura fija para el paso o para ventilación con un sistema autoblocante que nos proporcionará también una mayor seguridad, ya que ello permite que una vez fijadas o cerradas, estas hojas no se puedan abrir por el exterior. Todo el sistema queda herméticamente cerrado gracias a unas juntas de goma entre cristales que aseguran una protección contra las molestias externas como el viento, la lluvia, el polvo o la suciedad.
   Los perfiles de aluminio son de alta gama y de hasta 4 milímetros de grosor, aumentando su resistencia y durabilidad y ofreciendo así una opción segura en grandes espacios y con grandes alturas. Estos perfiles pueden ser anodizados o de cualquier color de la gama ral de colores del aluminio, con pintura sin cromo y por tanto no tóxico para el ser humano y su medio ambiente. Los paneles de vidrio son de 8 a 10 milímetros de grosor y pasan por el proceso de templado para una mayor seguridad y aislamiento tanto térmico como acústico.
   El sistema de guiado permite un deslizamiento extremadamente suave, contando cada hoja con un pequeño tirador para un fácil manejo, contando las dos hojas de su extremo con un sistema de tirador elegante y sencillo a la vez para un cierre hermético a presión y con llave a la vez para una mayor seguridad. Todas las piezas han pasado numerosos controles de calidad y pruebas de envejecimiento y resistencia. Los herrajes empleados son de acero inoxidable y las juntas de silicona neutra y pvc resistentes a los rayos solares UV. Debido a que es un sistema que no sufre desgastes ni corrosión, hace que tenga una gran durabilidad y que su efecto visual permanezca inalterable con el tiempo y que no tenga ningún tipo de mantenimiento especial que no sea una limpieza habitual con agua y jabón.Todo ello es un sistema mecanizado que permite una instalación rápida y sin apenas obra. 
   Transforme su espacio exterior en una zona útil y práctica, convirtiéndola en una zona exterior en verano y cerrándola en invierno con toda su amplitud visual y espacial. Con ello aprovechamos al máximo espacios y ambientes exteriores cualquier día del año.  Combina perfectamente en cualquier sitio y ambiente al ser sus paredes invisibles, así la vista y la sensación de amplitud no se pierde al no tener barras verticales y la comodidad de paso al tener la guía inferior empotrada. Ideal también para negocios de hostelería y restauración ya que ganará espacio ofreciendo una agradable visión y también ideal para divisiones de oficinas. Recuerde también que es un cerramiento ideal para pisos y comunidades, ya que no altera la estética común del edificio. Decore su patio, terraza o porche como siempre había soñado, proporcionando así un ambiente agradable, cómodo y seguro.
   Si desea información adicional, un presupuesto de aluminio o accesorios y recambios acuda al formulario de contacto que encontrará al inicio del blog.

jueves, 9 de octubre de 2014

VALLAS Y CANCELAS DE ALUMINIO

   
Vallas y cancelas de aluminio










 

 

Las vallas y cancelas de aluminio son la solución ideal a su patio, jardín o terraza. Si disponemos de una casa o planta baja con un gran patio o jardín es habitual cerrar estos espacios con cancelas y vallas. Son divisiones vistosas, que alejan nuestra casa de miradas indiscretas y nos separan de los vecinos y la calle. Se combinan con los muros, setos y la cancela de calle. El inconveniente de estas divisiones es que si son de hierro o madera, las tenemos que barnizar o arreglar el óxido y volverlas a pintar cada dos por tres. Con las vallas y cancelas de aluminio esto se ha acabado. Las cancelas de aluminio no se oxidan, los pivotes y topes centrales son piezas de fundición de aluminio y las cerraduras y los herrajes de fijación son de acero inoxidable. Jamás verá una herrumbre en su puerta, ni tendrá que lijar o volver a pintar. Su mantenimiento se limitará a limpiarla con agua y jabón, se enjuagan abundantemente y brillan como nuevas. El aluminio es un material robusto y duradero, que resiste perfectamente cualquier inclemencia meteorológica. Ello también es posible gracias al lacado marina, un lacado con mayor grosor y durabilidad, especialmente diseñado para exterior. 
     El aluminio es un material muy versátil y en este tipo de aplicación podremos combinar la valla con la cancela de entrada a pie o la puerta de garaje. Las cancelas además pueden ser abatibles como una puerta o correderas. En este último caso las más grandes es habitual poner un motor. Así mediante un mando a distancia podrá entrar con su coche sin necesidad de apearse del mismo. En la variedad está el gusto y en este tipo de vallas de aluminio podrá escoger entre las diferentes formas de líneas modernas con un diseño sobrio y actual optando por la variedad de las formas curvas o un diseño más simple con formas y líneas rectas. Con una multitud de tipos de perfilería de aluminio también podrá elegir su valla con la línea clásica y rústica imitando a la perfección las formas tradicionales al estilo del hierro forjado y artístico. Con la variedad de diseños de los barrotes y los diferentes acabados de sus puntas y volutas nadie podrá distinguir que su cancela es de aluminio. También puede crear y elegir su propio diseño adaptando todos sus modelos a sus necesidades y preferencias. Podrá también elegir cualquier color, ya sea los estándar o especiales, acabados en anodizado plata o inox o en imitación a la madera.
     La colocación de estas vallas y cancelas de aluminio es rápida y segura, sin sobrecargas en los muros. El aluminio es tan duro como el hierro y más duradero y liviano, por lo que su ligereza y su sistema de fijación con articulación expansiva evitan que las cancelas cojan holguras y a la larga se produzcan daños en la albañilería. Otro motivo por el que también recomendamos las vallas y cancelas de aluminio es que al contrario que el hierro el aluminio no se deforma con el calor, evitando así que puertas y cancelas se estropeen y no ajusten con el tiempo.  Además, para determinadas vallas existe un sistema de fijación graduable que permite regular en cualquier momento la alineación y horizontalidad de las puertas y cancelas. También existe un sistema de fijación que permite abrir las puertas con pendientes, hasta un desnivel de un 18%.
    Las vallas y cancelas de aluminio son fáciles de reparar en caso de daños o golpes. Los diferentes elementos que las componen se montan independientemente cada pieza y se fijan mecánicamente. No hay ningún tipo de soldadura. Si esta sufriera algún tipo de daño, es posible desmontar y reemplazar las partes dañadas sin tener que desmontar toda la estructura y si se trata de un pequeño arañazo se puede disimular perfectamente mediante la aplicación de un pincel de retoque del mismo color. Las reparaciones en este tipo de vallas de jardín son inapreciables. 
   Así, con una mayor durabilidad, gran variedad de acabados y diseños, su funcionalidad y su mínimo mantenimiento hacen de las vallas de aluminio la mejor opción para su jardín.
    Cualquier duda o consulta le respondemos en los comentarios abajo situados.
  
    

viernes, 3 de octubre de 2014

LA LUZ EN LAS VENTANAS DE ALUMINIO


Ventana de aluminio con lamas móviles




















Desgraciadamente, la falta de espacio o la difícil localización de las ventanas en nuestro hogar es lo que hace que en ocasiones no podamos recurrir a tapar la luz en las ventanas de aluminio con una persiana estándar; por ello aquí presentaremos cuatro alternativas para que el exceso de luz no vuelva a ser un problema en nuestro hogar: instalar unos cristales especiales, una mosquitera opaca, una persiana compacta o unos porticones o mallorquinas en la contraventana.

Es muy probable que en nuestro hogar haya algún espacio en el que, pese a estar tapado por cortinas, el exceso de luz nos gasta malas pasadas. Asuntos tan comunes, pero a la vez tan desagradables como no poder dormir debido a la claridad que se filtra, el deterioro de los libros  y otros objetos de adorno que tenemos en las estanterías si les impacta la luz solar directa, el calor excesivo que puede acumularse en una habitación cerrada con una potente luz directa, etc. pueden suponer un tormento.

Si no disponemos de absolutamente ningún espacio entre pared y ventana y queremos conservar todo el espacio que ofrece el hueco, la solución está en instalar unos cristales especiales que nos permitan hacer frente a ese problema. Hay multitud de tipos que pueden ayudarnos a reducir la cantidad de luz que reciben, haciendo la estancia más agradable; si lo que nos molesta es la luz podemos optar por unos vidrios mate, de diversos tonos o colores y hasta un reflectasol que provoca un "efecto espejo" donde si hay más luz solar fuera no deja pasar la luz y se refleja como un espejo. Si lo que molesta es el excesivo calor la solución ideal es un cristal con tratamiento de control solar, que impide el paso de los rayos UV solar y evita el calentamiento dentro. Es una opción a tener en cuenta en el caso de galerías y escaparates en las que la instalación de otros sistemas sea muy complicada por las características de la estructura.

Si disponemos de un pequeño espacio entre pared y ventana, pero no es lo suficientemente grande para alojar una persiana, podemos solucionarlo instalando una mosquitera enrollable de tela opaca. Tiene la ventaja de que al enrollarse ocupa muy poco espacio y de ser una alternativa económica, a la par que su instalación es rápida y sencilla. El aluminio y la tela de la mosquitera está disponible en varios colores, para que combinarlo con nuestra habitación sea más fácil. Esta solución se puede aplicar en el caso de ventanas que estén protegidas por rejas y el espacio entre ellas y la ventana no deje colocar una persiana.

Si ya disponemos de un mayor espacio entre ventana y pared, pero no de cajón de persiana, la solución pasa por instalar una persiana compacta, con las cuales tendremos las ventajas de una persiana tradicional concentrada en un pequeño espacio. Hay dos tipos principales de persianas compactas, de cajón y monoblock. Pero pese a ser similares, su elección va condicionada por varios factores, siendo algo que trataremos en otro artículo. Esta es la opción más usada en la mayoría de casos, sobretodo cuando no se pueden instalar porticones o mallorquinas por problemas de obstáculos o de mantener el aspecto de la fachada.

Y finalmente, si no queremos tener una persiana que pueda taparnos parte del espacio del hueco que nos ofrece, la solución sería instalar unos porticones ciegos o unas mallorquinas de lama móvil en el lugar de las contraventanas. Disponibles en una amplia variedad de acabados y colores, nos proveerán de una protección total contra la luz, además de embellecer nuestra fachada y ofrecernos una mayor seguridad ante ruidos y la entrada de intrusos. Es una solución a tener en cuenta en chalets, torres, además de para ventanas de formas curvadas o de ventanas muy pequeñas, como pueden ser las de los lavabos.

Para dudas o consultas le contestamos en los comentarios abajo indicados.