jueves, 11 de febrero de 2010

CLASES DE VENTANAS (II). PRACTICABLES Y OSCILOBATIENTES

Ventana oscilobatiente de dos hojas

Se denomina practicable o abatible a toda ventana cuya apertura se efectúa mediante bisagras, en horizontal, hacia dentro. Este tipo de ventana es la que ofrece unas mayores prestaciones en cuanto a aislamiento, debido a su cierre a presión mediante cremona (maneta) y las juntas de estanqueidad tanto del marco como de la hoja. Tiene la ventaja además de su total abertura ya sea de una o dos hojas y a su fácil limpieza del cristal. Su único pero radica en que su apertura está condicionada a la ausencia de obstáculos, ya que su apertura es siempre interior. Existe para la practicables una perfilería especial, llamada de hoja oculta, que permite la ocultación visual de la hoja en el marco, reduciendo al mínimo el impacto visual del aluminio y mejorando sus prestaciones.
Para el formato de puerta interior, ya sea de patio o cocina, podremos elegir que se efectúe mediante cierre de cremona a presión o cierre con cerradura. Si elegimos de cierre a presión tenemos que tener en cuenta que estas puertas solo se pueden abrir y cerrar desde el interior, por eso es desaconsejable en espacios abiertos donde se entre y salga con frecuencia (patios, pasillos) y solo es aconsejable donde se accedan a espacios más cerrados como galerías. Tiene la ventaja de que es algo más asequible y es más estanca. La puerta con cerradura es mas practica y segura, ya que se puede abrir y cerrar por ambos lados al poder colocar la maneta tanto por dentro como por fuera. Es más cara al ser el perfil de la hoja mas ancho para poder colocar la cerradura. Hay que comprobar si tenemos que colocar alguna rejilla, ya que si la cocina es de gas es obligatoria (hay que revisar la normativa ya que la cambian cada dos por tres). Hay mucha gente que se cambia del gas a la vitrocerámica eléctrica, para no tener que colocar incómodas y antiestéticas rejillas e incluso poder colocar puertas y ventanas en RPT.
Las ventanas oscilobatientes son practicables a las que se les ha añadido un herraje y bisagras especiales, que permiten su abertura en posición basculante. Son ideales en baños y cocinas, al poder colocarse en posición basculante para airear y luego en practicable (abierta) para poder limpiar fácilmente el cristal. Son mas seguras y estancas, ya que incorporan en sus herrajes un mayor numero de puntos de cierre. Están sustituyendo ya a las practicables, debido a que su coste es solo ligeramente superior a las practicables normales. De manejo sencillo, solo hay que actuar hacia arriba la cremona para que la hoja oscile en posición basculante, además los herrajes que existen ahora, añaden un seguro anti elevación que impiden que la hoja se salga o la levanten desde el exterior en dicha posición.
Pueden ser de una o dos hojas. Si es de dos hojas hay que tener en cuenta que solo oscilará en basculante la hoja que posea la cremona. La segunda hoja solo abrirá en posición practicable. También pueden ser grandes de tipo puerta, ya que sus herrajes, con muchas opciones de puntos de cierre y sus bisagras mas reforzadas que las de practicables normales, pueden aguantar un gran peso y tener una gran funcionalidad pese a su tamaño.
Vea como se monta un kit de oscilobatiente en nuestro vídeo de YouTube  y su posterior montaje en este otro vídeo y posteriores (hasta parte V).
Para más información, consultas y dudas le respondemos en el apartado de comentarios abajo indicado.



BLOG DEL ALUMINIO - INICIO





No hay comentarios:

Publicar un comentario